lunes, 6 de julio de 2009

Anchoveta: El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy…

Hola amigos estoy nuevamente por aquí. Este tema me lleva a remontarme hacia mis recuerdos, como cometa que se eleva y vira con el viento del pasado, un pasado que marca nuestro futuro muchas veces, en esta vía quizá podamos coincidir con alguna experiencia similar, en lo que a mi perspectiva personal se refiere, aunque cada realidad es diferente. Recuerdo aquellos trajines infantiles, de adolescencia después de jugar un partido de “fulbito”, juego de pelota o al llegar a casa después de las clases escolares, terminábamos exhaustos y con mucha hambre, lo primero que hacíamos era buscar el infaltable pan o algo que tomar.

Por otro lado, podíamos observar el chillar infantil de algún rostro pícaro que con avidez pedía la atención maternal, pidiendo aplacar su hambre, y cual era la solución, darle un pan, o alguna fruta; se aprecia hoy en día aun la recurrencia en su uso para saciar el hambre y debo confesar aun gozando de las cuatro décadas, el aroma del pan calientito despierta mi apetencia y fascina mi gusto.

No pienses, que el espíritu de Cristóbal colón se ha hecho poseso en mí, porque no he descubierto nada nuevo, sucede que, en estos tiempos de avances tecnológicos en la información y otros aspectos de la vida, pues sintonice mi espíritu inquieto de investigador, y empecé a ahondar más sobre este tema, aunque vivimos una vorágine evolutiva, existen fundamentos tradicionales y costumbres que es bueno conocer. Aprovechemos los medios disponibles y vayamos tras el conocimiento. El mundo no espera.

Respecto a este tema del pan, calientito, aromático, crocante, huuuum… ya me dio hambre, encuentro que es un mundo aparte, revisando informaciones y llevándolos a la practica, me doy cuenta de las miles de variedades de pan existentes en el mundo, que a decir de muchos se considera básico en la alimentación, no solo de nuestro país. Es un tema muy sabroso y digno de ser abordado mas ampliamente para futuras entregas.

Esta curiosidad personal me llevo a dar rienda suelta a mi imaginación, y desarrollar un producto a mi concepto diferente, nutritivo, de bajo costo que este al alcance de las mesas populares, le brindare este aporte utilizando pescado, (jurel, anchoveta) con harina, como una receta básica, usted amigo o amiga le puede dar añadidos que su buen juicio y hambre permita enriquecer esta propuesta alimenticia.

El producto final al que llamaré “pan de anchoveta” es un tipo de “cachanguita” que se consume en el norte del Perú, también es un producto que se asemeja a los “chapatis” hindúes, encontraremos procesos similares en otros países, en realidad es empezar a recorrer mundo con este tema. Esta es una experiencia personal y con las consultas del caso se ha determinado su valor nutricional, es indudable que ello contribuirá a reforzar la nutrición de los niños y por su bajo costo esta al alcance de los exiguos bolsillos del pueblo.

Este producto de muy rico sabor, es buen acompañante para el desayuno, almuerzo y para las loncheras escolares. La receta es como sigue:


Pan de anchoveta
Ingredientes:

  • 50 g. de anchoveta
  • 220 g. de harina sin preparar (1 ½ taza aprox.)
  • 1 Cucharada de aceite vegetal
  • ½ cucharadita de sal
  • agua cantidad necesaria

Preparación:

  • Colocar en un bol la harina cernida, incorporar la anchoveta desmenuzada previamente cocinada al vapor por 5 minutos, seguidamente el aceite vegetal, sal y mezclar, agregar gradualmente el agua hasta formar una masa elástica y manejable, estará lista cuando se desprenda de los dedos y del bol mismo.
  • Amasar en la mesa por 10 minutos, dejar reposar por otros 20 minutos, luego proceder a dividirlos en 12 porciones (preferible), hacer bollos y pasarlos por el rodillo utilizando harina adicional para que no se pegue la masa.
  • Luego colocarlos en una sartén caliente con teflón u otra, sin aceite, el calor hará que se infle y coja un color dorado, significa que esta por retirarse y listo.

Sugerencias:

  • Este mismo procedimiento se puede hacer con el jurel.
  • Se puede degustar con platos caldosos como, el chilcano (sopa de pescado), parihuelas, sudados.
  • En el desayuno con café, leche, té.
  • Se le puede agregar condimentos, yerbas aromáticas (perejil, orégano, salvia) o ají picado.

Pan de anchoveta (12 porciones) - Valores nutricionales aproximados.*

  • PROTEINAS: 32.65 g. - 11.75%
  • GRASAS: 13.5 g. - 4.85%
  • CARBOHIDRATOS: 164.56 g. - 59%
  • SAL: 3 g. - 1%
  • ENERGIA: 831 Kcal.

    * Valores calculados por la Srta. Blga. Carmen Maria Bernuy Neira.

Video del procedimiento de preparación del pan Anchoveta en YouTube

PESCA ARTESANAL EN RED

sugerencias gastronomicas   © 2008. Template Recipes by Emporium Digital

TOP