sábado, 8 de agosto de 2009

Jean Anthelme Brillat-Savarin / Fisiología del Gusto o Meditaciones de Gastronomía Trascendental

Una obra muy grata, y me permito sugerir esta lectura por considerarla interesante, que ampliará la visión de todo aquel que traspone el ámbito de la culinaria practica y se introduce en los afanes investigativos de este arte, ciencia que es la gastronomía. Hoy en día ya no solo es hacer maravillas con los ingredientes naturales, insumos, ollas, sartenes, cucharones y cuchillos, etc. Aquellos que intentamos rascar la olla del conocimiento gastronómico será un gran complemento.

Por cierto, a la luz de nuestro presente siglo, y a los avances suscitados en el conocimiento relacionados a la fisiología de los sentidos relacionados al aspecto gastronómico; han sido ampliados y hasta superados algunas concepciones vertidas por este brillante investigador, sin embargo hay otras que se mantienen vigentes, por eso la trascendencia y la importancia de su obra, convirtiéndole en uno de los mas celebres del siglo XIX.

El arte culinario no solo es arte, es también ciencia, física, química; contempla así mismo otros aspectos sociales y entre ello la economía. Como se vera cuan importante es la gastronomía en cuyo proceso de los alimentos no solo busca satisfacer o dar placer, también cura, ahí ingresamos a esferas de la medicina.

En la publicación encontraremos citas como esta “… a esta ciencia que nos sostiene desde la cuna hasta el sepulcro, que aumenta las delicias del amor y la confianza amistosa, que desarma la cólera, facilita los negocios y nos ofrece durante el corto espacio de nuestra vida el único placer que sin que tenga por consecuencia ni aun cansancio leve, alivia además cuantas fatigas experimentamos!...”

A continuación leerán los aforismos impresos en la presente obra, que resultan muy interesantes.

AFORISMOS DEL CATEDRATICO
  1. El universo es nada sin vida, y cuando vive se alimenta.
  2. Los animales pacen, el hombre come, pero únicamente sabe hacerlo quien tiene talento.
  3. De la manera como las naciones se alimentan, depende su destino.
  4. Dime lo que comes, y te diré quien eres.
  5. Obligado el hombre a comer para vivir, el Creador le convida por medio del apetito y le recompensa con deleites.
  6. La apetencia es un acto de nuestro juicio, por cuyo intermedio preferimos las cosas agradables entre las que de tal cualidad carecen.
  7. El placer de la mesa es propio, de cualquier edad, clase, nación y época; puede combinarse con todos los demás placeres, y subsiste hasta lo último para consolarnos de la perdida de los otros.
  8. Durante la primera hora de la comida, la mesa es el único sitio donde jamás se fastidia uno.
  9. Más contribuye a la felicidad del género humano la invención de una vianda nueva, que el descubrimiento de un astro.
  10. Los que tienen indigestiones o los que se emborrachan, no saben comer ni beber.
  11. El orden que debe adoptarse para los comestibles, principia por los más sustanciosos y termina con los más ligeros.
  12. Para las bebidas, el orden que debe seguirse es comenzar por las mas ligeras y proseguir con las mas fuertes y de mayor aroma.
  13. Es herejía sostener que no debe cambiarse de vinos; tomando de una sola clase la lengua se satura, y después de beber tres copas, aunque sea el mejor vino, produce sensaciones obtusas.
  14. Postres sin queso son como una hermosa tuerta.
  15. A cocinero se puede llegar, empero con el don de asar bien, es preciso nacer.
  16. La cualidad mas indispensable del cocinero es la exactitud; también debe tenerla el convidado.
  17. Esperar demasiado al convidado que tarda, es falta de consideración para los demás que has sido puntuales.
  18. No es digna de tener amigos la persona que invita y no atiende personalmente a la comida que ofrece.
  19. La dueña de la casa debe siempre tener la seguridad de que haya excelente café, y que corresponde al amo cuidar que los vinos sean exquisitos.
  20. Convidar a alguno equivale a encargarse de su felicidad mientras permanezca bajo nuestro techo.

  • MISIVA
  • A LOS GASTRONOMOS DE AMBOS MUNDOS

EXCELENTISIMOS SEÑORES:

  • El trabajo que os obsequio tiene por objeto devolver a la vista del universo los principios de la ciencia, de la que sois ornamento y apoyo.
  • También quemo el primer incienso a la Gastronomía, joven inmortal, que apenas ataviada con corona de estrellas, ya se levanta sobre sus hermanas, parecida a Calipso, cuya cabeza estaba por encima de cuantas constituían el grupo de ninfas hechiceras que la rodeaban.
  • El templo de la Gastronomía, adorno de la metrópoli del mundo, levantará hacia el cielo sus inmensos pórticos. Vuestras voces se oirán en el interior, que enriqueceréis con dádivas.
  • Así que se establezca sobre bases inmutables del placer y de la necesidad, la academia prometida por los oráculos, vosotros insignes gastrónomos y amables comensales, seréis individuos de numero o miembros correspondientes.
  • Entre tanto elevad hacia el cielo vuestros radiantes rostros, progresad con fuerzas y majestad, pues teneis delante abierto para vosotros todo el universo, mundo alimenticio y suculento.
  • Trabajad, Excelentísimos Señores, enseñad en bien de la ciencia, digerid en vuestro particular interes, y si durante el transcurso de vuestros trabajos hacéis algún descubrimiento importante, servios de participarlo al mas humilde de vuestros servidores.

El autor de las Meditaciones Gastronómicas.

http://sirio.ua.es/libros/BEducacion/fisiologia_gusto/index.htm

cromaynap@yahoo.com

sugerencias gastronomicas   © 2008. Template Recipes by Emporium Digital

TOP